MÁS DE 1.200 NIÑOS NECESITAN TU AYUDADONA

Nuevo Futuro

código de conducta

El código de conducta digital de los Hogares ya está listo

El código de conducta digital de Nuevo Futuro ya está listo. Creado para la alfabetización digital y mediática que se está desarrollando en los Hogares de Acogida, trata de enseñar a los niños, niñas y jóvenes a desenvolverse en el entorno digital de forma segura. Prevenir situaciones de riesgo como el bulliyng y otro tipo de violencia online, o sensibilizar y fomentar un pensamiento crítico frente a los discursos de odio, amenazas y hostilidades son además los objetivos de un programa pionero, en el que también han participado el Grupo de Sociología de la Infancia y la Adolescencia (GSIA) y que está financiado por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030.

El código de conducta digital

La alfabetización digital y mediática pasa ahora a integrarse también en la formación que se da a los niños y niñas que viven en los Hogares de Acogida de Nuevo Futuro. En concreto, a partir de varios talleres que se han realizado desde enero, en las próximas semanas se van a llevar a cabo una serie de dinámicas con los chavales para elaborar un decálogo de buenas prácticas para el buen uso de las nuevas tecnologías entre los más pequeños de la sociedad.

La iniciativa se enmarca dentro del un Programa financiado por el Ministerio y liderado por Nuevo Futuro, que busca también construir entre las nuevas generaciones una inteligencia crítica.  Para lograrlo en primer lugar se está analizando la situación y las necesidades digitales a través de una encuesta que dará lugar a un código de conducta digital.

Mapa de riesgos digitales

El grupo de trabajo está formado por un psicólogo y un educador social de la asociación en Madrid, así como un consultor externo del Grupo de Sociología de la Infancia y la Adolescencia (GSIA), y llevará a cabo un cuestionario para analizar la situación y las necesidades digitales de los 107 niños y niñas residentes en los 12 hogares que la entidad tienen en la capital.

Con los resultados se hará un diagnóstico inicial, que servirá para establecer la línea base de trabajo de los riesgos digitales y protección en el uso seguro de Internet y Redes Sociales, junto con un «mapa de riesgos digitales». Además, gracias a toda la información obtenida, se diseñará un programa de intervención basado en la realización de talleres grupales dentro de los Hogares. Por último, los equipos educativos que atiende a los niños y niñas en los hogares recibirán la formación necesaria para prevenir, atender y responder a los restos digitales.