EMERGENCIA CORONAVIRUSDONA

Nuevo Futuro

El curso 202-2021

El curso escolar 2020-2021 toca su fin tras meses de refuerzo educativo

El curso escolar 2020-2021 toca su fin también para los menores en protección de los Hogares de Acogida de Nuevo Futuro. Los resultados generales a nivel nacional están aun pendientes de confirmar, ya que son más de 900 niños y niñas en más de 100 hogares, pero una primera ronda se estima que la tendencia positiva continua a pesar de los efectos de la pandemia. En concreto, a lo largo de los meses pasados, se ha realizado un importante refuerzo educativo con aquellos menores para los que la brecha digital y el distanciamiento social les estaba suponiendo una dificulta añadida en su aprendizaje.

El curso escolar 2020-2021

El curso escolar 2020-2021 ha supuesto para toda la población un reto en todos los sentidos. En el caso de los niños y niñas atendidos por la Asociación, el distanciamiento social, clases on line, ocio limitado, digitalización de los deberes, estudio y exámenes, han sido factores que han influido negativamente en la formación de los menores y que se han combatido con refuerzo de educadores, talleres, y dinámicas de grupo, orientadas a mejorar la concentración, el esfuerzo y la autoestima.

«La principal dificultad entre los menores ha sido la brecha digital en el estudio, ya que las pantallas hasta ahora sólo se utilizaban de forma limitada en tiempo de ocio». Estar conectados en las horas de clases online, entregar los deberes a través de las plataformas de cada centro escolar, y conseguir estudiar combinando libro y tablet, han sido algunos de los objetivos diarios. Al respecto, los responsables de los hogares estiman que el éxito de ese refuerzo educativo a nivel nacional se aproximará al 80 por ciento, porcentaje similar a cursos anteriores. Además, a la hora de considerar el resultado se tienen en cuenta otras variables como son la integración social del menor con sus compañeros, la comunicación con la familia y el centro escolar, o la mejora del nivel de autoestima del niño o niña», apuntan los responsables del programa.

En cualquier caso, se estima que a partir de los resultados de los anteriores trimestres, en el que el porcentaje de aprobados a nivel nacional mantenía el nivel del curso anterior, el final de curso será positivo.

Estudio durante el verano

Para los meses no lectivos, los educadores de los Hogares están preparando como cada año, un programa de verano en el que los menores con necesidades educativas recibirán apoyo en aquellas materias en las que tengan mayor dificultad. «El objetivo es que, de cada al curso que viene, quienes hayan terminado este mes de junio con ciertos problemas, comiencen en septiembre con buen ritmo y los conceptos fundamentales claro», concluyen.