EMERGENCIA CORONAVIRUSDONA

Nuevo Futuro

El programa de refuerzo educativo presenta resultados positivos en una jornada Online.

El programa de refuerzo educativo de Nuevo Futuro empieza a dar resultados positivos. Así ha quedado reflejado hoy en una Jornada Online celebrada en coordinación con la Universidad de Nebrija.  Al acto, inaugurado por Gabriel González-Bravo Uribe, Director General de Derechos de la Infancia y Adolescencia del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 y Ana Cristina Gómez Aparicio, Subeditora General de Protección a la Infancia de la Comunidad de Madrid se han conectado 100 asistentes y han participado otros ocho ponentes, responsables de los Hogares de Acogida en los que se ha desarrollado el programa.

El programa de refuerzo educativo

El programa de refuerzo educativo y la Universidad Antonio de Nebrija se ha desarrollado a través de un Proyecto de Investigación financiado por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 durante los años 2017 a 2020 . En este tiempo han participado  263 menores en protección de entre 8 y 17 años que viven en 28 Hogares de la Asociación Nuevo Futuro de 6 Comunidades Autónomas: Andalucía, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Cantabria, Murcia y Madrid.

El objetivo del Programa es facilitar y estimular la integración y adaptación de los menores del ámbito de la protección en el contexto escolar, propiciando que alcance el nivel de estudios acorde con su capacidad, ayudándole a desarrollar habilidades cognitivas que contribuyan a extraer los mayores beneficios posibles de su experiencia formativa.

Bloques de actuación

En primer lugar se analizó el perfil de los a niños y niñas en situación de acogimiento residencial.  Los resultados del estudio muestran mayores dificultades que su grupo de iguales, para controlar y gestionar sus procesos cognitivos y resolver problemas. A nivel emocional y conductual superan la media en agresión y problemas familiares y presentan altas puntuaciones depresión. Además, estos menores muestran una baja competencia social y un escaso número de recursos personales. Factores que se han tenido en cuenta en el diseño del Programa.

El programa se divide en dos bloques de actuación: Elaboración de un Plan personalizado de refuerzo escolar, y por otra parte, entrenar las funciones ejecutivas de los menores poniendo el acento en aquellas que está comprobado que tienen un peso importante en la adquisición de habilidades necesarias para el contexto escolar. Además, desde el principio hasta el final de curso el plan se traza en coordinación con el centro escolar y con la familia del menor cuando es posible, con el fin de potenciar el trabajo y los resultados finales.

Resultados del estudio

Tras la aplicación del Programa los menores mostraron una mejoría del 35% de las funciones ejecutivas trabajadas. También, muestran un mayor número de recursos personales que actúan como factores protectores ante diferentes problemas, como son la autoestima, la inteligencia emocional, la conciencia de los problemas y la disposición al estudio. Respecto a los problemas emocionales, hay una disminución significativa en los niveles de depresión. El programa también ha mostrado ser eficaz a la hora de mejorar sus competencias sociales favoreciendo la integración.

Los resultados de este estudio corroboran que las intervenciones educativas, dirigidas a menores de edad en acogimiento residencial, deberían favorecer el entrenamiento de las habilidades ejecutivas, lo cual repercute de forma positiva en la reducción de los problemas conductuales y emocionales característicos de estos menores al incrementar sus recursos personales.