MÁS DE 1.200 NIÑOS NECESITAN TU AYUDADONA

Nuevo Futuro

pisos de emancipación

La convivencia en los pisos de emancipación pieza clave en la inclusión social

Aprender a convivir siendo joven en los pisos de emancipación es un primer paso para alcanzar la inclusión social. Por eso, la Dirección General de Servicios Sociales de la Consejería de Familia, Juventud y Política social de la Comunidad de Madrid, desde enero ayuda a Nuevo Futuro en su labor de acompañar y ayudar a chicos y chicas que, por diversas circunstancias, no tienen una red familiar ni recurso alguno.

Convivencia y pisos de emancipación

El proyecto “Acogimiento e integración social de jóvenes egresados del sistema de protección de la comunidad de Madrid”, de Nuevo Futuro quiere dar una respuesta global. Es decir, mucho más que un hogar, en el que chicos y chicas no solo viven y cubren sus necesidades básicas, sino que reciben a diario el acompañamiento para adquirir hábitos adecuados de convivencia, dinámicas de buen trato, prevención de conductas violentas, mientras se forman y se integren en el mercado laboral.

«En los pisos de emancipación surgen todos los problemas de convivencia que se le pueden presentar a una persona en su vida diaria» explican. «Por eso, nuestros hogares son una escuela de vida en la que organizamos una asamblea mensual, se hace reparto de tareas de la casa, gastos comunes, planificación de ocio, propuestas de mejora del piso y otras dinámicas. Además, en tutorías individuales se trabaja también las distintas necesidades que surgen a diario» señalan.

Vivir en sociedad

En cualquier caso, indican los responsables de los pisos, se trata de un proceso lento pero constante y efectivo a largo plazo, y que el día de mañana les permitirá vivir en sociedad. En concreto, explican los responsables de este proyecto de Nuevo Futuro, «el objetivo más importante no es sólo que los jóvenes tengan un lugar donde vivir, sino que es facilitar la integración social de aquellos chicos y chicas egresados del sistema de protección de nuestra comunidad. Para ello se les ofrece acogimiento residencial así como apoyo diario, asesoramiento y orientación para la transición a la vida adulta», empoderando a nuestros jóvenes, haciéndoles partícipes de que su proyecto de futuro se consolide con grandes garantías de éxito.

Integración social de jóvenes

Con este ambicioso programa, subvencionado por la Comunidad de Madrid, por el momento se están beneficiando 16 jóvenes, los cuales vivirán en los pisos de chicos y de chicas siempre acompañados por un equipo multidisciplinar que les guiará a nivel formativo, laboral y emocional.

De hecho se trata de un asunto prioritario para la Comunidad de Madrid y el proyecto de Nuevo Futuro -en el que se desarrolla este trabajo-, se enmarca dentro de las subvenciones para proyectos ejecutados por entidades sin fin de lucro, dirigidos a población vulnerable.

Así, durante el 2022 la administración autonómica ayuda en la atención que Nuevo Futuro realiza con los chicos y chicas que, al cumplir los 18 años, -y ser considerados mayores de edad-, no tienen una red familiar sólida ni apoyos económicos ni sociales. Jóvenes que no cuentan con la madurez ni con las habilidades suficientes para poder iniciar una vida de forma autónoma.