EMERGENCIA CORONAVIRUSDONA

Nuevo Futuro

los efectos de la covid

Los efectos de la Covid en la salud mental de niños y niñas

Los efectos de la Covid en la salud mental de los niños y niñas después de tantos meses se agudizan en determinadas conductas de pequeños y jóvenes. Inseguridad, miedo, dificultades en las relaciones sociales, son algunas de las consecuencia a las que se enfrentan este curso que empieza los profesionales que atienden a diario a los menores en los Hogares de acogida de Nuevo Futuro.

Los efectos de la Covid en la salud mental

Los efectos de la Covid en la salud mental de los más pequeños es un tema prioritario para la Asociación desde el comienzo de la pandemia, y este curso escolar, también. De hecho, por el momento sin cuantificar en porcentajes, los episodios de ansiedad, miedo, dificultades en las relaciones sociales y otras consecuencias son una realidad. Los responsables de los Hogares coinciden al afirmar que para responder de manera eficaz es necesario el apoyo psicológico, con el que ayudarán a seguir afrontando las clases online, los confinamientos, la limitación de ocio y de encuentros con la familia de los menores atendidos.

En concreto, los equipos multidisciplinares que trabajan a diario en los Hogares aseguran que para los niños y niñas en protección las consecuencias de tantos meses de pandemia son una realidad. «Hablamos de menores que por circunstancias personales y familiares previas a la pandemia ya necesitaban ayuda en distintas áreas», indican. «Viven separados de sus familiares, con problemas que no son acordes a su edad, y por lo tanto con ciertas dificultades como puedan ser establecer relaciones sociales o concentrarse en los estudios».

Apoyo psicológico y refuerzo educativo

Para hacer frente a los efectos de la Covid en la salud mental de los menores desde Marzo de 2020 en la Asociación Nuevo Futuro se han intensificado los talleres, dinámicas y apoyo psicológico y educativo. «Es fundamental enseñarles a convivir en el Hogar, a gestionar sus emociones, a superar temores y preocupaciones reales, pero también a establecer relaciones sociales sanas en el centro educativo y durante las horas de ocio» aseguran los expertos.

Por otra parte, debido al confinamiento, ahora hay un mayor uso y dependencia de las pantallas. «Los chicos y chicas tienen la lógica necesidad de comunicarse, de compartir lo que están viviendo y sintiendo, pero también es necesario limitar el tiempo de exposición, así como los contenidos», explican. En respuesta, se están impartiendo periódicamente tutorías personalizadas en las que se insiste en la importancia la privacidad, de preservar cierta información y pedir ayuda ante cualquier problema para prevenir el ciberacoso.

Desde dirección aseguran que es difícil por el momento predecir cómo se desarrollará este curso escolar, pero lo que sí que está claro es que desde Nuevo Futuro se pondrán todas las herramientas y equipo de profesionales necesarios para afrontar cualquier reto, como se ha hecho en 53 años de trayectoria. «Lo primero es el bienestar físico y emocional de los menores en protección y por ellos trabajamos a diario los 365 días del año» concluyen.